• En defensa de la actividad política

    Entiendo y comparto el hartazgo y el enfado de la ciudadanía ante la multitud de casos de corrupción de los que estamos teniendo conocimiento en los últimos tiempos. Casos de personajes que se han servido de la función pública para lucrarse de manera indecente, con el daño irreparable que ello provoca al honor y al prestigio de miles y miles de personas que nos dedicamos de manera vocacional a la política.

    Ante estos hechos, siento la necesidad de defender la labor de todas estas personas y, especialmente, a las de Euskadi, donde hemos tenido que ejercer en años durísimos en los que el quehacer político estaba condicionado al terrorismo.

    Solo en Gipuzkoa hay más de 80 municipios en los que más de 800 personas de diferentes colores políticos trabajamos mayoritariamente de forma honrada. Y nunca, jamás, ha habido una condena por corrupción a políticos. Creo que es de vital importancia tener en cuenta este dato para que no nos dejemos llevar por ese hartazgo y extender la mancha de la corrupción hasta nuestros lares.

    Ya basta de esa prensa que sólo habla de los corruptos. ¿Por qué no mencionar a los que día a día, en todos los estamentos de la administración pública, trabajamos por el bien de los ciudadanos? ¿O es que no vende decir que hay personas que trabajan por ayudar y mejorar el país y, por eso no existimos?

    ¿Hay chorizos y corruptos? Sí. ¿Hay personas que quieren trabajar de forma honrada por sus pueblos? Sí. Pues creo que es de justicia que se criminalice a unos y se ensalce a otros.

     

    Utzi zure erantzuna →

Leave a reply

Cancel reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies